Blog

Desde lo hondo

Elogio de la duda

20 de septiembre de 2017 0 comentarios

Estimo que el mayor acierto de Descartes no fue señalar la existencia de unas “ideas claras y distintas” de las que no cabe duda, como la propia existencia o la existencia de Dios; sino introducir la duda en el proceso de conocimiento: dudar de lo que muestren los sentidos, incluso dudar si estamos despiertos o vivimos un sueño. Había que ser valiente y original para plantear dudas generalizadas, no sólo como método, sino como expresión de la realidad de nuestro conocer. La filosofía anterior –y la teología- se entendía como un conjunto orgánico de certezas que no admitían dudas, fueran producto del conocimiento inmediato o de un proceso cognoscitivo deductivo o inductivo (o de una fe en Teología que se extendía a más verdades que las que constituían el elenco de las llamadas “verdades de fe”). Le faltó unir a la duda el carácter procesual de la realidad, el dinamismo que introduciría Leibniz. Que implica que el conocer de esa realidad está también sometido a procesos. En el conjunto de nuestro saber existen más dudas que certezas. Es propio de nuestra condición humana. Las dudas no neutralizan ni ralentizan la ciencia ni la misma vida. Se puede, se debe, desarrollar nuestros conocimientos conscientes de la presencia de la duda, más aún estimulados por ella. Y hemos de vivir y tomar decisiones sin que exijamos certezas plenas. Si hablamos no sólo de vivir, sino de convivir, el diálogo imprescindible en la convivencia implica la duda. Cuando se toma una actitud apodíctica, en la que no cabe la duda, no es fácil continuar el diálogo y sufre la convivencia. Dudar no es relativizar, por el contrario es tomar en serio la verdad y aceptar que hay que seguir en su búsqueda porque no todo es igual de real y verdadero. Sabio no es quien cree conocer todo o casi todo con certeza, sino el que introduce la duda, porque reconoce sus limitaciones y las distintas caras de la realidad. Pero, eso sí, sigue adelante en busca de la verdad.


Comentarios
Hasta ahora se han publicado 0 comentarios. Déjenos también su opinión.

Deje su comentario:

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores del blog. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Su nombre:

Su comentario:


Enviar


Sobre el blog
El mercado, la prisa, el fluir…domina nuestras vidas. También la creación cultural y la verdad se encuentran afectados por la sucesión rápida, lo impactante…

Ver más

Sobre el autor
Juan José de León

Entre otras cosas es Director de la Escuela de Teología "Fray Bartolomé de las Casas" (Madrid). Acompaña espiritualmente comunidades religiosas a través de charlas y retiros...

Ver más

Normas del blog

Suscribirse a este blog Suscribirse a este blog
Suscribirse a los comentarios Suscribirse a los comentarios

Otros blogs
Cátedra de Prima Cátedra de Prima
de Editorial San Esteban/Facultad de Teología San Esteban


Últimos artículos
21 de octubre
Paciencia activa
18 de octubre
Realidad e idea
11 de octubre
Más sobre la verdad
1 de octubre
El sufijo “ismo”
25 de septiembre
Cuestión de intereses
20 de septiembre
Elogio de la duda
14 de septiembre
Perspectivas y juicios
6 de septiembre
LA FILOSOFÍA COMO TERAPIA Y MÁS II
3 de septiembre
La Filosofía como terapia y más
22 de agosto
Vejez


Histórico
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011


Boletín

Apúntese y recibirá en su correo las últimas novedades de la Editorial:

Enviar
 

Revistas
Revista Archivo Dominicano
Revista Ciencia Tomista
Revista Estudios Filosóficos
Revista Vida Sobrenatural
 
Logotipo san esteban editorial
Teléfonos: (34) 923 264 781 / 923 215 000
Fax: (34) 923 265 480
E-mail:
Dirección: Plaza Concilio de Trento s/n, 37001 Salamanca, España
Dirección postal: Apartado 17, 37080 Salamanca, España