Blog

Desde lo hondo

Entre el “privilegio” y lo “ordinario”. Consideración ligera

7 de enero de 2013 0 comentarios

No podemos hacer el elogio de la rutina. Sería hacer el elogio de lo “ordinario”. Lo “ordinario”, no sé por qué entre otras muchas acepciones tiene una peyorativa. “bajo, basto, vulgar y de poca estimación”, dice el Diccionario de la Lengua. Sin embargo, cuando se suceden días de excepción, de romper la rutina normal: en horarios, comidas, gastos, relaciones, protocolos…, etc, se produce el deseo de la vuelta a lo “ordinario”. No en todos ni en todas las edades. Somos los más cargados de años los que agradecemos recuperar el ritmo “ordinario” de vida. Los más jóvenes, los niños resistirían con gusto que las Navidades continuarán a lo largo del año. En el lenguaje eclesiástico “ordinario” tiene una acepción que se diferencia de “lo común, regular y que sucede habitualmente” (DRAE), y de la acepción a la que me he referido antes: ordinario es “el obispo” y también otros superiores en la vida religiosa; pero, sobre todo lleva ese calificativo el tiempo litúrgico que ocupa más días del año. No sé si es apropiado que la Liturgia, que dice referencia directa a la celebración, a algo, por tanto, con carácter excepcional, haya calificado con este término el más amplio tiempo litúrgico. Los tiempos no “ordinarios” son los “fuertes”, o, como ahora se llaman de manera más formal “los privilegiados”: Cuaresma, Pascua, Adviento, Navidad. En estos días, posteriores a la fiesta de la Epifanía y anteriores a la celebración del Bautismo del Señor, la Liturgia va haciendo un tránsito pausado –este año dura una semana- al tiempo ordinario: el verde, el color del tiempo ordinario, no aparece aún en los ornamentos. Ha quedado atrás la Epifanía, pero sin perderla de vista se avanza a esa segunda epifanía que tiene lugar cuando el bautismo de Jesús. Epifanía es manifestación de quién es el nacido en Belén. La realizan los ángeles, según san Lucas, los Magos, según san Mateo, Juan Bautista y la voz de lo Alto según todos los evangelistas. No son días octava de la Epifanía, como sucede con los siguientes a Navidad, sino “días después de la Epifanía”. Él tiempo ordinario se asoma, pero no se impone aún. Sucede esto cuando en la vida civil sí se han dejado atrás las “fiestas” y se está ya inmerso en lo cotidiano. Cotidiano que se presenta cuesta arriba, “la cuesta de enero”. La Liturgia que permite sentirse aún inmerso en lo privilegiado del tiempo vivido puede ayudarnos a subir esa cuesta.


Comentarios
Hasta ahora se han publicado 0 comentarios. Déjenos también su opinión.

Deje su comentario:

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores del blog. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Su nombre:

Su comentario:


Enviar


Sobre el blog
El mercado, la prisa, el fluir…domina nuestras vidas. También la creación cultural y la verdad se encuentran afectados por la sucesión rápida, lo impactante…

Ver más

Sobre el autor
Juan José de León

Entre otras cosas es Director de la Escuela de Teología "Fray Bartolomé de las Casas" (Madrid). Acompaña espiritualmente comunidades religiosas a través de charlas y retiros...

Ver más

Normas del blog

Suscribirse a este blog Suscribirse a este blog
Suscribirse a los comentarios Suscribirse a los comentarios

Otros blogs
Cátedra de Prima Cátedra de Prima
de Editorial San Esteban/Facultad de Teología San Esteban


Últimos artículos
17 de noviembre
Otro modo de vivir, que no de ser
21 de octubre
Paciencia activa
18 de octubre
Realidad e idea
11 de octubre
Más sobre la verdad
1 de octubre
El sufijo “ismo”
25 de septiembre
Cuestión de intereses
20 de septiembre
Elogio de la duda
14 de septiembre
Perspectivas y juicios
6 de septiembre
LA FILOSOFÍA COMO TERAPIA Y MÁS II
3 de septiembre
La Filosofía como terapia y más


Histórico
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011


Boletín

Apúntese y recibirá en su correo las últimas novedades de la Editorial:

Enviar
 

Revistas
Revista Archivo Dominicano
Revista Ciencia Tomista
Revista Estudios Filosóficos
Revista Vida Sobrenatural
 
Logotipo san esteban editorial
Teléfonos: (34) 923 264 781 / 923 215 000
Fax: (34) 923 265 480
E-mail:
Dirección: Plaza Concilio de Trento s/n, 37001 Salamanca, España
Dirección postal: Apartado 17, 37080 Salamanca, España