Blog

Desde lo hondo

Cuaresma

13 de febrero de 2013 0 comentarios

Tiempo fuerte o privilegiado se considera este tiempo litúrgico. La Cuaresma no tiene sentido por sí misma, está ordenada a la Pascua. Pero no se puede llegar a la Pascua sin pasar por la Cuaresma, es tránsito obligado. La Cuaresma nos alude a conversión, renuncia, penitencia, mortificación, privaciones. Es decir: a algo que en principio no nos es agradable. Pero ha de serlo, ha de ser tiempo de gracia. Ha de serlo en la perspectiva de la Pascua. Es decir del triunfo de Cristo y en él de la condición humana. La Cuaresma anuncia la Pascua, la anuncia viviéndola de modo anticipado. La Pascua de Resurrección es la celebración del triunfo sobre la muerte de Cristo. Si él resucitó, nosotros resucitaremos. Ahora bien Jesús en su vida anunció los valores eternos, los que son más fuertes que la muerte, lo que en el evangelio de san Juan constituyen lo que él llama "vida eterna". Jesús tiene palabras de vida eterna, ofrece un alimento de vida eterna. Él vivió centrado en lo eterno, en lo que supera la muerte: el amor, la intimidad con el Padre, Lo hace ofreciendo “palabras y pan de vida eterna”, ofreciéndose él mismo como eterno. La verdad de nuestro ser, lo eterno de él es lo eterno de Cristo: sus palabras, su vida.

Nuestra cuaresma ha de centrarse en convertirnos al Evangelio, como se repite en el rito de la imposición de la ceniza. Convertirnos a la vida y a la palabra de Jesús, según los relatos evangélicos. Él evangelio señala lo eterno en nuestra vida, lo que anticipa la resurrección porque es más fuerte que la muerte y  es además lo que define nuestro ser. Convertirnos al Evangelio es convertirnos a ser lo que somos. Es convertirnos al amor, a la intimidad con Dios, a la verdad de lo que somos. La lectura evangélica del Miércoles de Ceniza señala esa conversión en el ejercicio de las tres actividades clásica de muchas religiones: ayuno, la limosna, la oración. Nuestra fe las reinterpreta: Ayunar es ser sobrio. Ser sobrio es centrarse en lo esencial de nuestro ser, que es lo eterno, y dejar de lado lo no necesario, o utilizárlo sólo en cuanto ayuda a lo esencial de la condición humana. A la esencia de la condición humana corresponde pensar en el otro, vivir para él. Nuestra dignidad de vida exige la dignidad de vida del otro; nuestra libertad no es libertad si solo es nuestra, en fin, nuestro vivir es vivir con y para el otro. Eso es dar limosna. A lo eterno de nuestro ser, y, por lo tanto, a lo definitorio de él, pertenece el encuentro con Dios: de él surge nuestra dignidad, nuestro amor; en él se fundamenta la dignidad de hijo de Dios. Oración, pues. Ayuno, limosna, oración auténticos, matiza el texto evangélico. El ayuno no para aparentar, sino para ser. Ayunar incluso de las apariencias sociales, religiosas… Limosna que surge del amor, y sólo del amor, y es en gran parte justicia, nos pone en nuestro sitio. Oración, que surge de nuestra condición humilde y pecadora, nos eleva ante Dios, no ante los demás.
Es propio de niños y adolescentes desear los fines sin comprometerse con los medios para alcanzarlos: querer ser ingeniero sin estudiar, se deportista sin entrenarse, ni cansarse. Es infantil desear la Pascua sin Cuaresma, sin buscar lo eterno, lo que nos hace unirnos al Cristo que muere y resucita: buscar la luz sin la cruz, querer ser lo que tenemos que ser a la luz del Evangelio sin depurar la vida, sin superar otros intereses que impiden quedarse con lo esencial, lo que nos hace ser lo que somos a los ojos de Dios, a la luz del Evangelio. No hay resurrección sin conversión; Pascua sin Cuaresma.
 



Comentarios
Hasta ahora se han publicado 0 comentarios. Déjenos también su opinión.

Deje su comentario:

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores del blog. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Su nombre:

Su comentario:


Enviar


Sobre el blog
El mercado, la prisa, el fluir…domina nuestras vidas. También la creación cultural y la verdad se encuentran afectados por la sucesión rápida, lo impactante…

Ver más

Sobre el autor
Juan José de León

Entre otras cosas es Director de la Escuela de Teología "Fray Bartolomé de las Casas" (Madrid). Acompaña espiritualmente comunidades religiosas a través de charlas y retiros...

Ver más

Normas del blog

Suscribirse a este blog Suscribirse a este blog
Suscribirse a los comentarios Suscribirse a los comentarios

Otros blogs
Cátedra de Prima Cátedra de Prima
de Editorial San Esteban/Facultad de Teología San Esteban


Últimos artículos
24 de mayo
¿Respuesta a todas las peguntas?
22 de mayo
Ocurrencias y posturas
19 de mayo
Una posverdad
25 de abril
FE EN LA RESURRECCIÓN DE JESÚS
19 de abril
No hay Viernes santo sin Jueves santo
26 de marzo
Jurar o prometer
3 de marzo
Exuberancia verbal
17 de febrero
Logos y amor
10 de febrero
Flores, frutos, raíces
5 de febrero
¿Obras son amores?


Histórico
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011


Boletín

Apúntese y recibirá en su correo las últimas novedades de la Editorial:

Enviar
 

Revistas
Revista Archivo Dominicano
Revista Ciencia Tomista
Revista Estudios Filosóficos
Revista Vida Sobrenatural
 
Logotipo san esteban editorial
Teléfonos: (34) 923 264 781 / 923 215 000
Fax: (34) 923 265 480
E-mail:
Dirección: Plaza Concilio de Trento s/n, 37001 Salamanca, España
Dirección postal: Apartado 17, 37080 Salamanca, España