Blog

Desde lo hondo

Exuberancia verbal

3 de marzo de 2019 1 comentarios

Acabo de leer esta expresión como uno de los signos de nuestro tiempo. La exuberancia verbal hace alusión en primer lugar a la profusión de palabras, al “hablar largo y tendido”, a la locuacidad. Pero también se refiere a un estilo de habla. Que podíamos calificar como el hablar a base de superlativos. Deja de aparecer, por ejemplo, “bueno” o “malo”, para convertirse en “muy bueno” o “muy malo”. Se ha generalizado sobre todo en el habla juvenil el añadir el prefijo “super”. “Superbueno”, “supermalo”. El superlativo ahorra el esfuerzo por buscar y exponer argumentos a favor o en contra. Y no admite matices que hagan compleja la exposición o la valoración. La profusión de palabras en el debate sustituye los análisis pacientes de lo que se valora. El signo, toda palabra es signo representación de algo, sustituye a lo que significa: se le da valor en sí misma. Al predicador se le pedía “padre, menos palabras y argumentos reforzados, es lo que necesitamos”. Es típico aprobar al político porque “habla muy bien”, con olvido del valor de lo que dice. La palabra se valora cuando se la mide, cuando es la expresión justa de algo que pensamos, que sentimos. A veces “nos quedamos si palabras”, porque no encontramos cómo expresarnos. Esos silencios son más significativos que las palabras: dicen más. Podemos decir con Blas de Otero, “siempre me queda la palabra”, pero no será una palabra inane o multiplicada sin contenido que expresar, sino cuando subsiste a la falta de otras realidades vitales, cuando ella es la expresión vital, que queda.


Comentarios
Hasta ahora se han publicado 1 comentarios. Déjenos también su opinión.

Mª Pilar Melgar rmi 12 de abril a las 15:38

Totalmente de acuerdo y me ha hecho recordar a la figura del gran predicador que fue San Vicente Ferrer. Evangelizador a través de la Palabra, sus sermones llenos de contenido y de tal manera expuestos que llegaba a todo el mundo. Creo que en Europa y en España necesitamos hombres de palabra y de la Palabra como San Vicente Ferrer.

Hombre de palabra porque expresaba justo lo que pensaba y sentía y de la Palabra porque nunca perdió de vista el horizonte de su predicación que era la Palabra por excelencia, Jesucristo.

 

Deje su comentario:

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores del blog. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Su nombre:

Su comentario:


Enviar


Sobre el blog
El mercado, la prisa, el fluir…domina nuestras vidas. También la creación cultural y la verdad se encuentran afectados por la sucesión rápida, lo impactante…

Ver más

Sobre el autor
Juan José de León

Entre otras cosas es Director de la Escuela de Teología "Fray Bartolomé de las Casas" (Madrid). Acompaña espiritualmente comunidades religiosas a través de charlas y retiros...

Ver más

Normas del blog

Suscribirse a este blog Suscribirse a este blog
Suscribirse a los comentarios Suscribirse a los comentarios

Otros blogs
Cátedra de Prima Cátedra de Prima
de Editorial San Esteban/Facultad de Teología San Esteban


Últimos artículos
8 de noviembre
Del viejo el consejo
30 de octubre
Argumento de autoridad
23 de octubre
Repensar
12 de octubre
ADORAR
21 de septiembre
Chapado a la antigua
19 de septiembre
Comienzo de curso
21 de agosto
FUNDAMENTALISMO. RELATIVISMO
2 de agosto
Día de alegría
8 de julio
La cultura de la queja
24 de mayo
¿Respuesta a todas las peguntas?


Histórico
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011


Boletín

Apúntese y recibirá en su correo las últimas novedades de la Editorial:

Enviar
 

Revistas
Revista Archivo Dominicano
Revista Ciencia Tomista
Revista Estudios Filosóficos
Revista Vida Sobrenatural
 
Logotipo san esteban editorial
Teléfonos: (34) 923 264 781 / 923 215 000
Fax: (34) 923 265 480
E-mail:
Dirección: Plaza Concilio de Trento s/n, 37001 Salamanca, España
Dirección postal: Apartado 17, 37080 Salamanca, España