Blog

Desde lo hondo

La fe

4 de febrero de 2013 0 comentarios

La fe es necesaria. Y obligatoria. No por imposición de un mandato, sino como exigencia de nuestro modo de ser. Me refiero a la fe, como confianza en los demás. Si viviera en desconfianza crónica, y por tanto a la defensiva de los otros, ni me desarrollaría como persona humana ni colaboraría a construir el tejido social en el que como persona me he de realizar. Vivo fiándome de los demás. De que no me van a asaltar en la calle, de que el edifico en que vivo no va a caer sobre mí, de que el conductor no va abandonar la calzada y tratar de atropellarme en la acera. Cuando me dirijo al otro, confío en que me escucha, del mismo modo que espero del otro que se haga comprender cuando se dirige a mí. Tengo fe en los profesionales cuando acudo a ellos… Fe, confianza, están en la misma línea. Ambas se basan en la esperanza de que se fían de mí. Si además existe una proximidad afectiva, la fe, la confianza son selectivas, de mayor hondura se fundamentan en el amor. El amor construye la fe, la confianza. Y también la confidencia, que es confiarse a alguien, no sólo confiar en alguien. Ninguna fe exige una previa demostración racional, ni siquiera una experiencia previa. La racionabilidad de la vida, de la vida social en especial, cuenta con la confianza en que podemos fiarnos unos de otros. La sospecha mutua y crónica, el miedo a la convivencia por el hecho de vivir con otros, no podrían ser superados por una construcción racional técnica de la vida social. La misma razón lo descubre. La fe es razonable, aunque no se apoye en argumentos fríamente racionales.
Sobre esas bases humanas se apoya la fe religiosa. La fe es confiar en Alguien, confiarse a él, aceptar sus confidencias y transmitirle las nuestras El misterio de la fe religiosa, es trasunto también del misterio de la fe humana: nadie nos conocemos ni conocemos al otro en toda su dimensión, ni nos apoyamos en certezas racionales respecto a su manera de actuar. Confiamos en poder coexistir con él. Tenemos fe en el misterio de Dios, confiamos en ese Dios que se nos manifiesta tras los velos del misterio. Esa fe se basa en su compromiso amoroso, en que creemos que nos quiere y por tanto podemos fiarnos de él: no nos engaña al descubrirnos nuestra verdad, y sí se ha comprometido y se compromete en nuestro bien, en lo que en términos religiosos se llama nuestra salvación.
 



Comentarios
Hasta ahora se han publicado 0 comentarios. Déjenos también su opinión.

Deje su comentario:

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores del blog. Por este motivo, su comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Su nombre:

Su comentario:


Enviar


Sobre el blog
El mercado, la prisa, el fluir…domina nuestras vidas. También la creación cultural y la verdad se encuentran afectados por la sucesión rápida, lo impactante…

Ver más

Sobre el autor
Juan José de León

Entre otras cosas es Director de la Escuela de Teología "Fray Bartolomé de las Casas" (Madrid). Acompaña espiritualmente comunidades religiosas a través de charlas y retiros...

Ver más

Normas del blog

Suscribirse a este blog Suscribirse a este blog
Suscribirse a los comentarios Suscribirse a los comentarios

Otros blogs
Cátedra de Prima Cátedra de Prima
de Editorial San Esteban/Facultad de Teología San Esteban


Últimos artículos
24 de mayo
¿Respuesta a todas las peguntas?
22 de mayo
Ocurrencias y posturas
19 de mayo
Una posverdad
25 de abril
FE EN LA RESURRECCIÓN DE JESÚS
19 de abril
No hay Viernes santo sin Jueves santo
26 de marzo
Jurar o prometer
3 de marzo
Exuberancia verbal
17 de febrero
Logos y amor
10 de febrero
Flores, frutos, raíces
5 de febrero
¿Obras son amores?


Histórico
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011


Boletín

Apúntese y recibirá en su correo las últimas novedades de la Editorial:

Enviar
 

Revistas
Revista Archivo Dominicano
Revista Ciencia Tomista
Revista Estudios Filosóficos
Revista Vida Sobrenatural
 
Logotipo san esteban editorial
Teléfonos: (34) 923 264 781 / 923 215 000
Fax: (34) 923 265 480
E-mail:
Dirección: Plaza Concilio de Trento s/n, 37001 Salamanca, España
Dirección postal: Apartado 17, 37080 Salamanca, España